Turmalina negra: propiedades, significados, propiedades y usos
/
/
Turmalina negra: propiedades, significados, propiedades y usos

Turmalina negra: propiedades, significados, propiedades y usos

Las piedras preciosas negras pueden ser difíciles de encontrar, por lo que muchos de nosotros miramos dos veces cuando las vemos engastadas en hermosas piezas de joyería. Son seductoras, intrigantes y misteriosas, y la turmalina negra es un gran ejemplo de por qué son tan adoradas.

La turmalina negra tiene numerosas propiedades y asociaciones que la convierten en una piedra preciosa especial. Por lo general, es de color negro intenso, lo que la hace aún más llamativa.

¿Qué es la turmalina negra?

La turmalina negra se compone de una fórmula química muy compleja y variada. La composición de la piedra se caracteriza por la presencia de boro, un elemento natural.

Curiosamente, la principal fuente de boro de la Tierra es el magma, o roca fundida. Los cristales de turmalina negra se componen de boro, así como de aluminio, varias moléculas de hidrato y silicio. También es habitual que la turmalina contenga sodio o calcio (pero no ambos), así como litio, magnesio o hierro.

Conocer la formación volcánica de la pegmatita es clave para entender cómo se crean estas piedras.

La pegmatita se caracteriza por su grano grueso, que a menudo contiene cristales muy grandes. Se crea cuando el magma se enfría. Sin embargo, a diferencia de otras rocas formadas a partir de roca fundida, la pegmatita se desarrolla a partir de las soluciones acuosas dentro del magma. Estas vetas de líquido caliente son ricas en elementos como el hierro y la silicona. La roca pegmatita se forma cuando la mezcla de líquidos se enfría y forma cristales. Esta roca contiene una mezcla de diferentes minerales, entre ellos la turmalina.

Los cristales negros como la turmalina tienen un significado importante debido a la oscuridad y profundidad de su color.

Para muchos, la turmalina negra representa la purificación y la limpieza del cuerpo emocional. En otras palabras, la piedra puede liberar la mente de cualquier energía y pensamiento negativo, como la ansiedad, la ira y los sentimientos de inutilidad.

El significado de la turmalina negra es bastante significativo. Estas piedras preciosas también se consideran un símbolo de fuerza. Algunos sanadores de cristales creen que los cristales de turmalina negra pueden ayudar a dar a su portador la fuerza interior que necesita para superar el abuso de sustancias. Ayuda a deshacerse de pensamientos y comportamientos que pueden ser potencialmente dañinos, como las compulsiones obsesivas y la preocupación excesiva.

¿Para qué es buena la turmalina negra?

Como ocurre con muchas piedras preciosas, se cree que los cristales de turmalina negra son buenos por varias razones.

Se dice que la piedra ayuda a aumentar la vitalidad física, incrementando los niveles de energía de la persona y ayudándola a funcionar a un nivel superior.

Se cree que la turmalina negra es un buen sustituto del estrés y la tensión. En cambio, ayuda a su portador a ver el mundo de forma más objetiva, permitiendo pensamientos más claros y racionales.

Los sanadores con cristales consideran que la piedra preciosa negra puede inspirar una actitud positiva, independientemente de las circunstancias, así como estimular un sentido de altruismo. También se cree que la turmalina negra ayuda a la creatividad práctica para aquellos que generalmente se sienten un poco decaídos mental y creativamente.

Propiedades curativas de la turmalina negra

La turmalina negra puede ser una piedra poderosa tanto física como emocionalmente. Los beneficios físicos incluyen la mejora de la circulación y la reducción de los dolores musculares.

Cuando se trata de la ansiedad y la falta de confianza, la turmalina negra también puede ayudar a liberar las energías negativas dentro de ti. Si quieres ganar confianza en ti misma, esta piedra puede ayudarte a conseguirlo. Al transformar las energías negativas en positivas, estarás menos ansiosa y más tranquila; menos estresada y más relajada.

Propiedades físicas de la turmalina negra

La turmalina negra también recibe el nombre de turmalina schorl. Se dice que el término turmalina deriva del término turmali de Sri Lanka. Sin embargo, turmali era una palabra utilizada anteriormente para referirse a otra piedra preciosa, el circón amarillo.

Según la leyenda moderna, una confusión en una partida mal etiquetada hizo que se cambiara el nombre de estos cristales.

Las propiedades físicas de una piedra de turmalina negra incluyen abundantes estrías verticales, crestas y surcos. Además de la tonalidad negra oscura, algunas variedades de turmalina incluyen el rosa, el verde, el azul y el rojo.

VISITA  Los mejores regalos espirituales para un ser querido

La piedra es piroeléctrica y tiene la capacidad de producir electricidad cuando se calienta. Además, la turmalina negra también se conoce como piedra piezoeléctrica, lo que significa que es capaz de almacenar carga eléctrica. Muchos creen que las propiedades piroeléctricas y piezoeléctricas de la piedra la hacen extremadamente poderosa y que puede aportar muchos beneficios a la salud y el bienestar.

Cómo usar la turmalina negra

La turmalina negra se puede utilizar de varias formas, principalmente como una joya que se puede llevar en el día a día. Llevando la turmalina negra, podrás sentirte más segura de ti misma. Puede ayudar a limitar la manifestación de energías negativas, y potenciar las buenas y saludables.

Llevarla como collar o pulsera asegura el contacto piel con piel, y proporcionará una mayor capacidad para sentir las vibraciones de la turmalina negra. Con esta piedra, también puede abrir el chakra raíz. Dado que la turmalina negra está conectada con el chakra de la raíz, puede ayudarte a sentirte enraizada y equilibrada.

Si el negro no es tu color, también hay otros tipos de turmalinas como la turmalina verde, la turmalina sandía y la turmalina rosa que pueden añadir un poco más de color a tu vida.

La turmalina negra también puede utilizarse para dormir. Colocando la piedra de turmalina negra debajo de la almohada, puede ayudar a proporcionar un mejor sueño y eliminar la energía negativa calmando cualquier dolor corporal que pueda tener.

Cómo limpiar la turmalina negra

La turmalina negra es una piedra preciosa bastante dura y resistente, pero esto no significa que el cristal negro no deba limpiarse con la mayor frecuencia posible.

Aunque en la práctica se utiliza a menudo para calmar la mente, el cuerpo y el alma, cada uso puede exponer a la piedra a energías que tal vez podrían estar desajustadas. Para quienes creen que los cristales actúan a nivel energético y envían vibraciones naturales a su entorno, la limpieza de la turmalina negra es clave, ya que ayuda a que el cristal se recargue y lo devuelva a su estado natural.

La mejor manera de limpiar la turmalina negra es mantenerla bajo el agua corriente durante uno o dos minutos antes de ponerla a secar. La exposición prolongada al agua, o el contacto con minerales como la sal, pueden dañar la piedra.

Cómo activar la turmalina negra

La activación de la turmalina negra es un proceso bastante sencillo, pero es necesario establecer claramente las intenciones antes de hacerlo.

Para activar o sintonizar la piedra, tienes que cargarla con tu propia energía. Para ello, basta con sostener la piedra en la palma de la mano mientras se cierran los ojos. A continuación, tienes que visualizar tus objetivos e intenciones antes de sentir que el cristal negro absorbe tu energía. Ten cuidado con la posesión de energía negativa, ya que puede no ser ideal para la activación.

Si piensas utilizar tu turmalina a diario en un anillo o colgante, debes colocarla en algún lugar donde se pases tiempo en tu vida diaria. Esto puede provocar un efecto de conexión a tierra y aportarte una sensación de tranquilidad cuando los tiempos son difíciles.

Cómo saber si la turmalina negra es auténtica

La turmalina negra es bastante fácil de identificar. Es dura y bastante gruesa y tiene líneas visibles en su cuerpo. Aunque es posible confundir estos cristales con otras piedras, hay algunas formas seguras de identificar la turmalina:

Las piedras de turmalina negra suelen tener algunas inclusiones debido a que se forman a partir de un líquido. Si no hay inclusiones, es posible que la piedra negra que estás evaluando no sea turmalina.
Debes sostener la piedra a la luz y moverla para poder observarla desde diferentes ángulos. La turmalina negra debería proyectar un ligero cambio de color.
La turmalina negra es increíblemente dura. Si no estás segura de que su piedra sea turmalina, puedes probar a rayarla. Una aguja muy afilada podrá rayar el plástico duro, pero no la turmalina. Si la aguja deja fácilmente una marca en la piedra, es poco probable que la piedra sea turmalina negra real.

La turmalina negra es una gema preciosa que siempre llama la atención. Adiós a las energías negativas y hola a las positivas que aportan equilibrio y calma.

Compatir

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escribir

Carrito

No hay productos en el carrito.

×